Clasificación y evolución del leopardo

El leopardo es un gato salvaje de tamaño mediano que se encuentra en una variedad de hábitats diferentes en el África subsahariana y el sur de Asia. Miembro de la familia de los «grandes felinos», el leopardo es un cazador ágil y oportunista que ha sabido explotar hábitats no utilizados por otros grandes felinos, ya que pasa gran parte de su tiempo en las ramas de los árboles.

Existen siete subespecies diferentes de leopardo que difieren en su apariencia y ubicación geográfica, siendo el leopardo africano el más común y extendido y los otros el raro Leopardo de Amur, el Leopardo de Anatolia, el Leopardo de Berbería, el Leopardo del Sinaí, el Leopardo de Arabia del Sur y el Leopardo de Zanzíbar. Aunque las poblaciones de leopardos africanos son estables en gran parte de su área de distribución natural, la historia es diferente para las subespecies restantes, que a menudo están aisladas y en situación crítica de riesgo.Anatomía y apariencia del leopardo

Anatomía y apariencia del leopardo

El Leopardo tiene un cuerpo largo y esbelto que se apoya en unas patas cortas y robustas y una larga cola que se utiliza para ayudar al equilibrio mientras se está en los árboles. Los leopardos pueden variar mucho en su coloración y marcas dependiendo de su hábitat circundante, y los que se encuentran en pastizales abiertos tienen un manto de fondo amarillo claro donde los que se encuentran en los bosques tienden a ser de color más oscuro y con más marcas.

Los motivos oscuros y anulares que cubren el manto del leopardo se denominan rosetas, pero se convierten en manchas sólidas en la cara y las extremidades (y anillos en la cola) y proporcionan al leopardo un camuflaje en el entorno circundante. Los leopardos son increíblemente fuertes y musculosos y son capaces de levantarse de los árboles usando sus patas y garras retráctiles.

Al igual que otras especies de felinos grandes, el leopardo es capaz de introducir sus garras en los pliegues de la piel de sus patas para asegurarse de que no queden desafiladas mientras el animal camina. Su oído y vista agudos, junto con sus largos y muy sensibles bigotes, hacen que los leopardos también se adapten increíblemente bien para cazar bajo el manto de la noche.

Distribución y hábitat del leopardoDistribución del leopardo

Los leopardos no sólo son la variedad más amplia de todos los Grandes Gatos, sino que son en realidad uno de los más adaptables y se encuentran en una variedad de hábitats diferentes. Comúnmente encontrados en toda el África subsahariana y el sur de Asia, también hay poblaciones pequeñas y aisladas de leopardo que habitan lugares geográficos remotos en el Lejano Oriente, el norte de África y Arabia.

El leopardo se puede encontrar habitando en numerosas áreas diferentes, siempre y cuando exista una buena fuente de cobertura y un amplio suministro de alimentos, incluyendo los bosques tropicales, la sabana arbolada, los desiertos estériles y las tierras altas de montaña.

Una de las razones por las que se cree que aún sobreviven con éxito en gran parte de su área de distribución natural es que los leopardos se han adaptado a la creciente presencia de personas y son conocidos tanto por vivir como por cazar en zonas cercanas a la actividad urbana. Sin embargo, en algunas partes de su área de distribución natural, las poblaciones están amenazadas por la pérdida de sus hábitats naturales, tanto por la deforestación como por el crecimiento de los asentamientos.

Comportamiento y estilo de vida del leopardo

El leopardo es un cazador solitario y nocturno que caza tanto en el suelo como en los árboles. Son excelentes escaladores y pasan la mayor parte del día descansando a la sombra de las ramas de los árboles o bajo una roca protegida.

Son bastante únicos entre los grandes felinos, ya que los leopardos dependen en gran medida de poder acercarse lo suficiente a su presa antes de tenderle una emboscada, en lugar de expulsar grandes cantidades de energía en una persecución a alta velocidad. Una vez capturada y muerta, la presa es arrastrada a un lugar seguro, ya sea a una vegetación densa a un par de cientos de metros de distancia o hasta el tronco de un árbol y a las ramas.

Los leopardos son animales altamente solitarios que marcan su territorio usando marcas de olor y produciendo sonidos ásperos y ásperos que se dice que suenan como el aserrado a través de la madera gruesa. El tamaño del área de distribución varía dependiendo del hábitat y del alimento disponible, pero los de los leopardos machos son significativamente más grandes que los de sus contrapartes hembras, que a menudo se superponen a las áreas de distribución de varios machos y otras hembras (a veces hasta en un 40%).La reproducción del leopardo y los ciclos vitales

La reproducción del leopardo y los ciclos vitales

En toda su área de distribución natural, los leopardos no tienen una temporada de cría distintiva y las hembras pueden reproducirse cada dos meses. Después de un período de gestación que dura alrededor de tres meses, la hembra de Leopardo da a luz entre 2 y 6 cachorros que nacen ciegos y pesan sólo medio kilo.

Los cachorros de leopardo son increíblemente vulnerables en la naturaleza y por lo tanto permanecen ocultos en la vegetación densa hasta que pueden seguir a su madre entre las 6 y 8 semanas de edad, camuflados por su pelo oscuro y lanudo y sus manchas borrosas. Destetados alrededor de los tres meses de edad, los cachorros de leopardo permanecerán con su madre durante otros 18 meses hasta que esté lista para aparearse de nuevo y anima a sus crías a establecer independientemente sus propios territorios.

Aunque los leopardos machos son casi totalmente solitarios, excepto cuando se aparean, las hembras no pueden alejarse demasiado de su madre y a menudo establecen un área de distribución que se superpone a la suya. Los leopardos tienden a vivir entre diez y quince años en estado silvestre, dependiendo del hábitat y del suministro de alimentos disponible.

 

Valoranos!